Cuestión de imagen.

Tu forma de vestirte tiene un efecto especialmente importante sobre tu credibilidad. Esto se debe a la capacidad que tiene la indumentaria para construir la credibilidad. Muchos aspectos de tu ropa influirán sobre cómo los demás te perciben y cuán creíble les resultas. Por eso desde aquí vamos a trabajar tus captadores de imagen para que tengas una comunicación eficaz y fluida con el resto.